Home Super Banner 728×90
Cintillo 980×55

Wikipedia vs. McCartney: Europa aplaza reforma de derecho de autor en la web

Los eurodiputados postergaron hasta septiembre una definición debido a la falta de acuerdo en dos de los puntos más problemáticos: el canon digital y el rastreo del material protegido. La decisión se tomó por 318 votos a favor, 278 en contra y 31 abstenciones.

Tanto pequeñas plataformas como gigantes de internet habían criticado el fondo y la forma exprés de aprobación de esta reforma, que en sus dos puntos más polémicos pretende recabar más dinero para los autores o medios de comunicación.

Por un lado, el establecimiento de un canon a pagar por las plataformas a medios de comunicación y autores de contenido cuando lo reproduzcan en la red. Por ejemplo, se trataría de establecer un canon como el que pagó en su momento Google News y que llevó a la plataforma a cerrar el servicio en países como España o Alemania.

En segundo lugar, plantea que las plataformas deben desarrollar y establecer un filtraje de contenido para asegurar el pago de los derechos de autor por fotos, canciones u obras de arte que los usuarios quieran subir a la red.

Del texto de la reforma se excluía —dejaron claro desde el principio los autores del informe al Parlamento europeo— tanto “gifs” como “memes”, así como plataformas sin ánimo de lucro como Wikipedia, si bien desde esa página se llevó a cabo este miércoles un acto de protesta contra la norma.

Las versiones en español, italiano y polaco de la Wikipedia suspendieron el miércoles el servicio en protesta por la reforma que, de aprobarse en un futuro, “dañaría significativamente la internet abierta”.

“En lugar de actualizar las leyes de derechos de autor en Europa y promover la participación de toda la ciudadanía en la sociedad de la información, la directiva amenazaría la libertad en línea e impondría nuevos filtros, barreras y restricciones para acceder a la web”, señala un comunicado de Wikipedia que apareció el miércoles al tratar de acceder a una de esas tres versiones de esta enciclopedia libre.

Además agrega que “si la propuesta se aprobase en su versión actual, acciones como compartir una noticia en las redes sociales o acceder a ella a través de un motor de búsqueda se harían más complicadas en internet; la misma Wikipedia estaría en riesgo”.

“Defendamos una red abierta” es el lema de la campaña de Wikipedia, que es apoyada desde las ediciones en inglés y húngaro de la enciclopedia, pero sin suspender el servicio, como han hecho la española, italiana o polaca.

En las últimas horas, en redes sociales ha sido tendencia la etiqueta “Salva tu internet”, por parte de los internautas que consideraban que la nueva directiva podía cortar las alas a los pequeños proyectos y al internet abierto tal y como lo conocemos.

Los eurodiputados que están a favor de la reforma, liderados por el cristianodemócrata alemán Axel Boss, quisieron, en la víspera del voto en el pleno de la Eurocámara, desmontar la “campaña de noticias falsas” que aseguran están llevando a cabo los grandes portales de internet como Google.

“Nos enfrentamos a una campaña muy malintencionada y cargada de argumentos falsos, como que la futura normativa puede afectar a Wikipedia, una plataforma que se excluye expresamente”, señaló Voss, que explicó que la normativa pretende que “los autores en internet reciban un pago justo por sus contribuciones”.

También más de 1.300 artistas —entre los que se encuentran James Blunt y Plácido Domingo— han pedido a los políticos europeos que voten a favor de la reforma.

El último en mostrar su apoyo a la reforma fue el ex The Beatles Paul McCartney, que envió una carta a todos los miembros del Parlamento Europeo para que votasen la normativa. “La música y la cultura son importantes. Son el corazón y el alma. Pero no ocurren sin más; requieren del esfuerzo de muchas personas”, escribió McCartney en una carta abierta dirigida a los europarlamentarios. Destacó que “la música también genera puestos de trabajo y crecimiento económico, además de fomentar la innovación digital en todo Europa”. No obstante, lamentó, “hoy en día algunas plataformas se niegan a compensar a los artistas por su trabajo, explotándoles para su propio beneficio”.

El músico considera que los cambios propuestos en la normativa apoyarán y darán un mayor respaldo a los artistas y autores europeos.

Los argumentos de McCartney iban dirigidos a respaldar el artículo 13 del proyecto, que propone que las páginas web puedan seguir albergando videos musicales, siempre y cuando se garantice que los trabajos protegidos por derechos de autor no estén disponibles cuando no se haya acordado una licencia específica para su publicación.

Otros defensores de la reforma, como la eurodiputada francesa Virginie Rozière habían denunciado haber recibido incluso amenazas de muerte de los detractores del proyecto, que habían conseguido también un millón de firmas en internet en contra de la futura ley europea.

Related posts